Truco de maquillaje Halloween: Piel quemada

1

Ahora, una herida “dulce” (¡aunque no lo parezca!), una costra de piel quemada hecho con nubes blancas.

Necesitas:
Una nube blanca (o más, si te entra un ataque de hambre)
Un palillo largo
Maquillajes negro y rojo
Sangre artificial

Inserta la nube en el palillo largo, y quémala en la llama de la cocina (¡con cuidado!), girando de vez en cuando. Cuando el exterior ya empieza a quemarse y volverse negro (no tarda mucho, entre 1-2 minutos), retira la nube de la llama (¡no te olvides de apagarla!).

Déjala enfriar, e intenta resistir la tentación de comerla (esta parte no es fácil). Quita el exterior quemado – sale fácilmente, dejando a la vista el interior cremoso (¡esto último sí lo puedes comer!). Aplícalo un trozo del exterior, o todo si quieres, a la piel, se pega bien por su alto contenido de azúcar. Ten MUCHO cuidado aquí, por favor, es importante que esté a temperatura ambiente – ¡el azúcar caliente quema que no veas!

Pinta alrededor con un poco maquillaje rojo y negro para rematar el efecto, y echa encima un poco de sangre artificial.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Es genial la idea y los detalles de cómo hacerlos, nunca se me hubiera ocurrido que quedaría tan bien hacer un disfraz de quemado. Este año se me ha venido el tiempo encima y estoy como loca buscando disfraces. Para mi niña ya encontré uno de vaquerita que es re variado, además de fácil de conseguir: http://www.1001consejos.com/familia/ser-padres/3928_el-mejor-disfraz-de-vaquera/ Pero para mi niño creo que puedo optar del quemado, creo que nos divertiremos más al hacerlo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>